suffix=B3

Alexandra´s Project: Rolf de Heer y el drama psicológico por Aarón de la Rosa


La década de los dos miles, se ha revelado como una época de grandes propuestas cinematográficas dentro del cine no comercial o alternativo. Desde la publicidad de los festivales de cine más importantes del mundo conocemos grandes directores que ahora se han vuelto de culto como Michael Haneke, Apichatpong Weerasethakul, Brillante Mendoza, Lisandro Alonso, entre muchos otros.

De películas menores sabemos poco. Aquí aparece un gran filme disímbolo en la brillante trayectoria del australiano Rolf de Heer. De formación antropológica y vuelto documentalista y realizador de ficciones. Rolf ha permitido conocer en sus espectadores, un gran abanico de producciones muy contrastantes de las cuáles, tenemos dos de su grandes producciones. En el 2002 realiza un interesante thriller, El rastreador: la trama se ubica en el año de 1922, aquí se presume la existencia de un misterioso asesino de una mujer blanca entre los nativos del desierto australiano. Allí acuden tres hombres blancos en busca del sospechoso, para eso se ayudan de un nativo, el actor David Gulpilil, quién con el tiempo se transforma en el posible culpable de este crimen. Ayudado de un score magistral donde Heer hace las letras junto a su supervisor musical Marc Kraus y el cantante Archie Roach. Este filme emplea además, mezcla de pintura antropológica durante las secuencias de acción, que hace de esta, una brillante apuesta narrativa. Más tarde, aparece la gran ganadora de Cannes del Un certain Regard en 2006 con Ten canoes. Docudrama experimental que sitúa la historia del viejo Minygululu, integrante de la tribu aborigen del norte de Australia. Quien narra su historia al lado de sus tres esposas y el conflicto que esto conlleva, situada a región alejada del pantano de Arafura de la tierra nororiental de Arnhem cuya narración recupera el habla aboriegn de Ganalbingu. Una extraña película bajo una factura entre la narración documental y ficción con los amplios planos secuencias se forma una poética cinefotográfica nunca antes vista en los últimos años. El realizador trata temas poco empleados con protagonistas aborígenes australianos inscritos en el drama del séptimo arte.

Entre ambas producciones se inserta un filme muy contrastante que hace del director un gran contador de historias. Versátil, maquiavélico como orgánico para enganchar al espectador dentro de las historias de gran tensión. Alexandra´s Project (2003) relata la historia de un matrimonio feliz entre Steve y Alexandra junto a sus Emma y Sam. El filme inicia con Steve, quien con un feliz ascenso y en su día de cumpleaños, encuentra en la sala de su casa un videocasete que trae una etiqueta que dice “play me”. A lo largo de la grabación, Steve refrenda grandes felicitaciones de su familia, pero en el transcurso del video la eroticidad desbordada de una esposa sumisa torna misteriosa y escalofriante la grabación. Una venganza se devela, poco a poco, al grado de verse encerrado en su casa y con la obligación de terminar de ver el video.

Emplear el thriller y el drama psicológico de manera efectiva es empresa nada fácil, los grandes maestros como Hitchcok ahora con Haneke y Jacques Audiard, donde los preceptos de estos realizadores claman por no mostrar la violencia gráfica, sino jugar con la mente humana y sus miedos, para aturdir y enamorar al espectador con juegos sádicos o maquiavélicos de sus personajes. Audiard declaraba que la violencia de sus filmes se veían mejor en grandes planos secuencias, alejados y no como lo emplean los filmes de acción con su narración habitual. Para Haneke la violencia del mundo es más parecida a los miedos mentales de algo desconocido, que los acecha y los hace temer de todo en la cotidianeidad. En Hitchcock el miedo y el misterio, son articulados por su maestría en la escritura de guiones y su magnífica interpretación de sus actores. El montaje no le es indiferente puesto que sus secuencias abonan su sello autoral, su tratamiento del thriller y el cine acaso de tintes Negro hace de él, uno de los grandes contadores de historias.

Heer: entre la violencia familiar y el deseo de venganza

Existe una gran diversidad de artefactos cinematográficos empleados por nuestro realizador australiano para desarrollar la gran tensión dramática que une a sólo dos actores a una gran trama, que devela un leitmotiv donde se inscribe el tema del filme: la misoginia y abuso sexual consensuado entre un matrimonio, en apariencia, feliz.

alexandra2

El primero recae en Alexandra, interpretada magistralmente por Helen Buday, quien transforma un inicio tradicional en un escalofriante video venganza: Buday hace un gran tourning point al drama sicológico, empieza un erótico striptease, ejando ver su figura detrás de un vestido a medio desvestir, hasta que una mano que aparece en el encuadre la acaricia y esta secuencia hace enfurecer y luego extrañar a Steve: es la mano de su vecino. Tal guiño dramático se construye espontáneo e inesperado.

Segundo, para el intérprete Gary Sweet, el personaje de Steve le significa el reto de convertir, en espacio de cuatro paredes, la imagen misma del miedo y la tensión por la culpa. Trata de apagar el video y no puede, su proyección es en tiempo real, entonces la narración cambia de esquema narrativo, la metaficción cinematográfica nace dentro del film, es decir, no se puede apagar y esa intención descriptiva nos obliga a atarnos y seguir viendo el vhs junto a Steve.

vlcsnap-2013-04-24-22h17m52s192

Tercero, durante el desarrollo del video que hace Alexandra, le refuta a Steve su indiferencia emocional hacia ella, su objetualización sexual sin condescendencia durante el desayuno, la cena y en cualquier momento íntimo; donde la saciedad sexual y animal de su esposo la hacía sentirse sometida y atacada. Mucha critica especializada le refuto a Rolf de Heer este tremendismo y exageración sobre su matiz dramático, sin embargo, creo que la sutileza no hace mella, en emplear tal toque de dirección autoral pues esto responde, según creo, a equilibrar los grados de tensión, enojo y ansiedad que Steve va demostrando a lo largo del video.

Cuarto, es incomparable la gran maestría en iluminación, la fotografía y su construcción atmosférica que hace el equipo del filme, pues el hogar se torna misterioso, desolador y emblemático por los claroscuros de la sala. Allí Steve sitúa la mayoría de la acción del filme. La fotografía alterna los primeros planos del video en esa textura borrosa y retro del vhs, mientras los primeros planos detalla las marcas corporales y faciales del actor. Ambas facturas visuales construyen la reacción a los insultos y las humillaciones que éste le ha hecho a su esposa. Durante los planos abiertos y los acompañamientos de personajes, se hacen más evidentes casi en el último tercio del film, donde Steve debe salir del hogar para realizar su venganza. Recordemos está encerrado y el video se presume está siendo proyectado desde la casa de su vecino. La iluminación, la cinefotografía de Ian Jones habitual colaborador de Rolf, hacen de este proyecto cinematográfico una oda a la venganza sexual que muchos feministas creerían justo y necesario.

960

En los noventa minutos de duración, somos partícipes de una de las mejores apuestas narrativas que mezcla el thriller y el drama sicológico. Sus herramientas narrativas se emplean con gran creatividad que hace del una sala, un vhs, el televisor donde aparece el arma que en algún momento apunta a Alexandra dentro del video; dignos recursos que nos causa la sensación de aprisionamiento, donde nos provoca ver a Steve lleno de ira por venganza, de angustia que hace de su personaje una gran actuación sólo ensombrecida por Helen Buday. Uno de los privilegios más desbordantes que posee este realizador australiano es la capacidad de tornar los momentos más cotidianos en secuencias altamente cargadas de intranquilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s