afasspetra-von-kant

R.W. Fassbinder y la crítica a la sociedad alemana*


Entre los directores de su generación Fassbinder alcanzó y lanzó la imagen más provocadora

de su entorno y de los acontecimientos que sustentan la formación y la vida de la República

Federal. Él no tiene posiciones comerciales o políticas para hacer sus películas, siendo uno de

los pocos cineastas independientes, mostrando al público la explotación capitalista. En cuanto

al régimen económico Fassbinder señala: “El capitalismo es extensible a las emociones” “…Yo

creo que todo sentimiento es explotable, y de hecho están siendo explotados”. (Pie de página

41).

En sus películas muestra un rechazo hacia la clase media, por lo general tendía a aliarse con el

“proletariado” o desadaptados. En el filme Lili Marleen (anexo1, p.17) critica a la alta burguesía

y, en cambio, respalda al pueblo alemán de clase baja; planteando su posición política a través

de la música: (la canción “Lili Marleen” es un tema tan popular que los soldados alemanes

dejan de pelear para escucharla, les da fuerza para continuar, es como un homenaje, un himno

que los sustenta moralmente y les da un motivo para luchar, la canción reza: “Haré todo por ti,

moriré por ti, Lili Marleen”, es un símbolo de Alemania y del pueblo alemán.) Contrariamente la

música de Robert Mendelssohn, burgués e hijo de burgueses, es música de elite interpretada,

compuesta y escuchada por miembros de las clases más elevadas que, hacia el final de la

película, desprecian a Willie por no ser digna de su entorno.

En sus películas la educación suele equipararse a los intentos de imponer los buenos modales

de la burguesía a un niño crecido sin ellos. Fassbinder sentía una simpatía por los que tenían

dificultades para expresarse, todos ellos susceptibles de ser explotados y oprimidos. En su

película Rio das Mortes-1970- Hanna (Hanna Schygulla) estudia pedagogía y los textos de

estudio son de “ajuste”, de “integración” y de cómo reprimir.

En los primeros filmes de Fassbinder: Liebe ist kälter als der Tod , Götter der Pest ,

Katzelmacher, (1969) ya encontramos el problema del miedo, el estudio de las relaciones de

sus personajes en un contexto de explotación que continuará en sus trabajos posteriores.

Estos filmes se presentan con claves simples, articulados con un estilo de vida de los

personajes, que es una expresión falsa e inadecuada de lo que son y de lo que sienten.

En ¿Warum läuft Herr R. Amok?-1970 es una exposición de la agresividad, y de

las causantes de las mismas. El retrato del mundo pequeño burgués, sin certezas. Si bien el

filme presenta claves temáticas de la violencia, el tema no es el asesinato, sino los valores que

rigen la vida de la clase media, se trata de una crítica a la familia como círculo vicioso

fundamentado en la apariencia, pero vaciadora de las relaciones humanas regidas por el

interés y el dinero. Antes de cometer el asesinato el protagonista escucha por televisión “Stand

by me”…,”Whem the night is cold”, comentario de su estado de ánimo.

La lista de caracteres solitarios es una constante que el cineasta presenta en sus próximos

filmes. El “Der Händler der vier Jahreszeiten” (El vendedor de las cuatro estaciones) se

describe como una de las películas alemanas importantes después de la posguerra (Pie de

página 42). En su compendio sobre Fassbinder Wilhelm Roth señala: “Der Händler der vier

Jahreszeiten” es la primera obra del joven cine alemán” “…la historia tiene un lugar en la

posguerra, pero lo que ha hecho posible esta historia todavía no se ha superado hoy…” (Pie de

página 43). La historia se concretiza en el miedo a la soledad y el desamparo como elementos

causantes del suicidio de Hans (vendedor ambulante). El culpable no se centra ya en la

sociedad en general, sino en el entorno inmediato del personaje, en su familia (la destrucción

de la familia, como último soporte de solidaridad, es una constante en el discurso

fassbinderiano).

Todos estos elementos del melodrama se funden para mostrar la “carga” de la realidad

humana. A través de la historia personal de Hans se hace referencia a los acontecimientos de

los años cincuenta, a sí como del tiempo nazi, también hay detalles del presente. La historia

alemana es una suerte de círculo, donde cualquier punto que interceptemos puede ser el

comienzo del análisis del problema.

Siguiendo esta línea narrativa Fassbinder realiza dos filmes para la televisión: “Acht Stunden

sind kein Tag” (1972) y “Ich will doch nur, dass ihr mich liebt” (1975-1976) a diferencia de los

filmes anteriores la vida cotidiana es representada con un optimismo (solución) no propio de

Fassbinder. Al respecto el propio director declara que ello se debe a que:

“Mis filmes y obras teatrales están hechos para un público intelectual. Uno puede ser pesimista

con los intelectuales, pues ellos tienen la posibilidad de poner en juego sus criterios. Con un

público tan amplio como el de la televisión sería por el contrario, reaccionario, casi un crimen,

presentar un mundo tan desesperado, pues a ellos se les tiene que dar valor y decirles: Para

vosotros hay todavía posibilidades” “…Esta postura fue el motivo de que por primera vez

hiciera un film positivo, algo con esperanza…” “Mostramos que para los trabajadores todavía

existe la posibilidad de defenderse…” (Pie de página 44) La opresión de la sociedad capitalista,

el poder económico, la dominación y las esferas del poder en general, se funden en

“Die bitteren Tränen der Petra von Kant” (Las amargas lágrimas de Petra von Kant). Este

drama psicológico expone las premisas que se repiten tanto en la sociedad patriarcal como en

un espacio dominado por la mujer. La reflexión en el film se convierte a su vez en la nostalgia,

en las oportunidades perdidas. Petra declara al principio del film: “Ya no hay nada que pueda

cambiar en Alemania”. Las referencias temporales en la ficción se dilatan en el periodo “sin

concretar”, inconcluso de los años cincuenta. Petra se sumerge en sus recuerdos, escuchando

a los “Platters”, es decir su realidad se sustenta en la nostalgia, en la memoria.

El tema del poder y las relaciones destructivas, también se mantiene en el film “Chinesisches

Roulette” -1976- (anexo1, p.10), pero no a través de la relación de una pareja, sino de un

pequeño grupo de personas, donde todos son marionetas de un juego cuyas reglas invisibles

(poderes fácticos) pueden destruir a las personas hasta la muerte.

Si en “Petra von Kant” Fasssbinder propone la reflexión sueño-realidad a través de un camino

de la nostalgia, en la película “Despair-eine Reise ins Licht” (anexo1, p.11) va a la raíz de la

distorsión, sobre la realidad y la ilusión. Es un film psicológico que se adentra en la crisis de

identidad. En “Despair” la trama es complicada (Pie de página 45), por tratarse de una novela

del escritor ruso Bladimir Nabokov, con elementos intelectuales y psicológicos.

Citando a Wolfram Schutte (Pie de página 46), nosotros los espectadores nos vemos atraídos

a penetrar en las distorsiones de la locura de Hermman, donde la ficción en la cual ha

penetrado resulta ser nuestra “realidad”. Por ejemplo al final del filme el protagonista se entrega

a la policía y vemos como ha salido de su realidad y ha entrado en su ficción, y dice “Soy un

actor y ya salgo…”. Fassbinder muestra el desvanecimiento de nuestra realidad.

La temática de la posguerra y la reconstrucción de la República Federal lo constituye la trilogía:

“Die Ehe der Maria Braun” ,1978 (Pie de página 47) (anexo1, p.13) , “Lola”,1981 y “Die

Sehnsucht der Veronika Voss”, 1982 (anexo1, p.18) . Aunque Fassbinder “toma” a la historia,

sus películas tratan en el fondo siempre sobre el presente. Examina los miedos de la

burguesía, develando las consecuencias tanto de la guerra, como del “milagro económico”, del

precio que se pago por ese bienestar y como afectó a su generación. Al respecto Fassbinder

dijo: “Época en que todo parecía posible” “…Este es el periodo donde nuestros padres tuvieron la

posibilidad de construir un estado humano y libre como ningún otro haya existido” (Pie de

página 48)

Las historias de esta trilogía son una narrativa continuada, que presenta las claves para

entender el presente:

“Con este film (Verónica Voss) quiero dar como un complemento en historia. Nuestra

democracia fue ordenada entonces por la zona occidental. No hemos luchado nunca por ella.

Hay viejos modelos que intentan establecerse de nuevo, sin cruz gamada, claro, pero a través

de viejo métodos educativos” “…la revuelta de los jóvenes fue más que nada conmovedora,

quiero mostrar como los años cincuenta han influido en las personas de los sesenta. Este

choque entre los conservadores y los progresistas-comprometidos que se vieron forzados a

tomar la postura anormal del terrorismo” (Pie de página 49)

Ambas posturas del cineasta reflejan la “perdida” a la que fue sometida Alemania, un espacio

que bloqueó la construcción de un futuro y de cómo silenciaron sentimientos, que Fassbinder

abre preguntando: ¿Los ciudadanos de la República Federal han aprendido de su historia

reciente?.

Se interpretan los fenómenos de la identidad nacional que presuntamente se habrían

desmoronado. Se presenta la imagen de una nación que se habría vuelto insegura, por una

quebrantada voluntad de autoafirmarse.

En la “trilogía alemana” un elemento característico es la representación de la mujer, la que

adquiere un significado autónomo. Para Fassbinder las mujeres son elementos más

interesantes para la dramaturgia del film. En los filmes, son ellas las que organizan el espacio y

el efecto visual, al contrario de la representación masculina . (Pie de página 50)

“Los hombres están más obligados que las mujeres a interpretar su papel en esta sociedad.

Las mujeres también tienen unas reglas a seguir, pero pueden saltárselas mas fácilmente y

salirse del camino”. (Pie de página 51)

En “Petra von Kant” la mujer es objeto (erótico) y sujeto que está en el centro de la trama y no

es un pretexto camuflado de una historia que la minusvalore como personaje. La presencia del

significante masculino sin embargo permanece en un estado latente. Es la presencia- ausente.

Fassbinder le niega realidad, situándolo en un mundo simbólico (Pie de página 52).

Así Tanto “Lola” como “Maria Braun” son mujeres que deben cargar con la historia sin

pretenderlo. Se ven obligadas a liquidar su autorrealización, deseos subjetivos a la esfera de lo

público y político, surgiendo el conflicto entre la historia de amor y la historia. La parábola de lo

privado que se entrecruza con la historia, es el argumento central de la “Trilogía alemana”. La

atmósfera de los años cincuenta se presenta bajo la pregunta: ¿Qué le pasó a María Braun?-

¿Qué le pasó a Alemania?

Este filme se proyectó en el “Festival de Cine de Berlín”, en 1979, sin ninguna resonancia

especial. Por el contrario en el “Festival de Cannes” Fassbinder la presenta fuera de concurso y

recibe una excelente acogida de la crítica internacional. Lo que gusta del cine alemán en el

extranjero y no complace a los propios alemanes queda muy bien expuesto en una crítica del

diario Le Monde:

“Maria Braun no solo simboliza a Alemania, sino que es evidentemente Alemania a los ojos de

Fassbibder ¿Qué le sucedió a María Braun en esa carrera por alcanzar el bienestar?,

Fassbinder facilita la respuesta en imágenes irónicas y terribles. Un ser disfrazado con vestidos

muy caros, pero que ha pedido el alma; una “ganadora” cuya fortuna la trastorna y que provoca

la catástrofe final.” (Pie de página 53)

Su crítica al ciudadano alemán, a su debilidad, a su esconder la cabeza, a su deficiente

capacidad de amar y a su ideología egoísta, están presentes en casi todas sus películas como

un leitmotiv. Podemos afirmar que los pequeño-burgueses de 1930, 1955 o 1975 son

intercambiables. A Fassbinder le interesan las causas que provocan continuidades. La posición

de María Braun muestra un ascenso desde la pequeña burguesía, de una emancipación que al

final no se logra.

En términos generales podemos concluír que su obra devela la “calidad del sistema”, se centra

en la crítica social negando alternativas a los actores sociales, que son puestos en una realidad

desintegrada. En algunos personajes de sus filmes, observamos que las cuotas de denigración

son tan altas que ni siquiera pueden hacerse un “autoexamen”.

Vemos, que el mundo capitalista es al mismo tiempo la apoteosis y la crisis del individuo, es

decir primero lo sublima y luego lo imposibilita para superar sus contradicciones. Así surgen la

inseguridad, el miedo a la muerte, la angustia, la falta de certeza, etc., que terminan con la

comprobación de que el mundo burgués es algo inhabitable (habitualmente Fassbinder lleva el

relato hacia una catástrofe final). Es por ello que su cine es el rechazo mismo de la realidad

presente, donde la individualidad de los sujetos se convierte en el principal elemento por la

carencia de fe en el sistema.

Como al cineasta Igmar Bergman a Fassbinder le gustaba crear imágenes que expresaran

incertidumbre, el hombre construye su historia individual, dolorosa y difícil en donde puede ser

que el futuro sea un desastre. El cineasta chileno Raúl Ruiz señaló:

“En las décadas anteriores, los jóvenes hacían suyo el refrán: El presente es de trabajo, porque

el futuro es de nosotros. Si esto lo dices hoy, se tiran al suelo de la risa” (Pie de página 54)

En cuanto a la mirada histórica de la sociedad alemana, lo que le interesaba a Fassbinder era

la naturaleza del “Estado Democrático” alemán y sus formas institucionales que favorecieron el

desarrollo de espacios de violencia, marginación, soledad, etc. Sus consecuentes efectos y

simbolizaciones que hacen referencia a un trasfondo socio-cultural, que reaparece en otros

momentos históricos.

______________________________________________________________________________

Pie de página 41

Pressespielen. 1962-1992.Munchen, 1994. p.50

Pie de página 42

Wilhelm Roth en: Kommentiere Filmographie zu R.W. Fassbinder (realiza una recopilación de la crítica

de la prensa alemana en torno a Fassbinder) Reihe film 2, Verlag, München, 1974, p.123.

Pie de página 43

Wilhem Roth: obr. cit.,P.127.

Pie de página 44

Entrevista con Christian Braad, citado por Wilhem Roth. Obr. cit., p. 44-45.

Pie de página 45

En “Despair” Fassbinder necesitó por primera vez la ayuda de un guionista, Tom Stoppard.

Pie de página 46

Comentario de Wolfram Schutte en R.W.Fassbinder. Dichter Schauspieler Filmemacher. Foundation

R.W. Fassbinder. Berlin. 1992, p. 51

Pie de página 47

“El Matrimonio de María Braun” se basa sobre un proyecto llamado “Die Ehen unserer Eltern” (Los

matrimonios de nuestros padres), que tenía que ocuparse de la confrontación con la generación de los

padres (8 horas de duración ), el cual se redujo a la duración de un largometraje.

Pie de página 48

R.W. Fassbinder. Dritte Generation. //filme befreien den Kopf. Frankfurt,1984. p.73

Pie de página 49

Entrevista con Fassbinder en: Anarchie der Phantasie , Frankfurt, , p.134

Pie de página 50

Fijémonos por ejemplo, en el relato básico del genero del Western, donde los roles masculinos poseen

ahí una entidad narrativa con fuertes significantes. El puesto de la mujer en cambio es flotante y

asimilable al de los personajes secundarios. Adquieren “significado” en tanto entran a la orbita del varón:

la sobrina del comandante, la enamorada del protagonista, la pretendida por el aventurero. La mujer

“protagonista” es la que se realiza, triunfa, es feliz. Los estereotipos masculinos están libres de la

obligación de ser felices, es decir lo que hace el protagonismo femenino es por definición “bueno”.

Pie de página 51

R.W.Fassbinder en: “Die Anarchie der Phantasie”. Fischer , Frankfurt; 1986. p.186

Pie de página 52

En la habitación de Petra, donde se desarrolla la totalidad del film, hay un gran mural renacentista que

muestra desnudos masculinos. Es una suerte de telón de fondo de la vida de los personajes femeninos.

Pie de página 53

El cine alemán. “Las nuevas experiencias”. Material donado sin referencias.

Pie de página 54

Raúl Ruiz en una entrevista, en el programa “Cine Vidéo” de Augusto Góngora, año 2000

*www.goethe.de/buenos aires

Documental sobre la obra de Rainer Werner Fassbinder (1945 -1982). Ich will nicht nur, dab ihr mich liebt 

Dir. Hans Günther Pflaum, 1993. 

4 pensamientos en “R.W. Fassbinder y la crítica a la sociedad alemana*”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s